CANCIONES PARA RODAR....

domingo, 17 de abril de 2011

BAJADA AL CALETÓN.




No se si por temeridad o simplemente por aburrimiento, cada vez soy más "osado" en esto de las rutas autóctonas. Este fin de semana tocó bajar al Caletón de la Matanza. Tras abandonar la autopista del norte a la altura de la salida de la Matanza, tomamos la via de servicio que va paralela a la autopista pero en sentido norte hasta llegar al cruce con la calle Acentejo. Ahi comienza una suave bajada entre "chaleces" que de pronto se convierte en un camino de 1 sólo carril con pinta de abandonado que baja "a saco" hasta el nivel del mar. Allí está el poblado marinero del Caletón, pero para llegar hay que empezar aqui....




Hay mucho encanto en esta pista bacheada y sin mantenimiento, de baches en los que cabría un seat 600, donde la vegetación lo inunda todo y estrecha aún más el recorrido, dándo ese aire de entre romántico y decadente, que indica que esto está abandonado de la mano de Dios y lejos, muy lejos de cualquier promesa electoral...


Los tramos rectos se enlazan entre si por curvas de 180º o más que en un par de casos nos resultó imposible trazar de una sola vez, teniendo que dar marcha atrás y rectificar. Sencillo, pero sobre semejante pendiente y sin muro de protección se convierte en toda "una experiencia religiosa"...



En una de las curvas paré para contemplar el Puntillo del Sol, esa inacabada urbanización colgante sobre una zona de corrientes térmicas en la costa norte. Es precisamente dicha corriente cálida ascendente la que abre un hueco entre las nubes asegurando unos rayos de sol en medio de la panza de burro...



Nunca viene de más usar el trípode para "autorretratrase", sobretodo cuando el tráfico de esta zona es casi inexistente a estas horas de un domingo...


El poblado del Caletón es como Cho Vito pero en "rascacielos". Balcones a 3 y 4 alturas sobre el mismo mar desde los que podríamos lanzar un sedal sin problema.....




Callejones y recovecos acaban en escalerillas para entrar directamente al mar pasando por estrechos pasillos entre casas o por debajo de éstas....


Aparte de algún chalet semi oculto en la bajada, también hay "restos de casas aborígenes"...



Tras la visita tocó desandar lo ya andado y enfilamos la empinada subida, con tramos de 1ª, y las dos curvas de "aqui no paso de un sólo giro"..



Después de la subida, que reforzó mis biceps, tomamos la vía de servicio que va paralela a la autopista del norte hasta que acabó en Santa Úrsula, donde pasamos a mejor asfalto.


Otro día más descubriendo esos rincones de nuestra geografía que apenas distan 20 minutos de donde vivimos y quizás por ello nos pasan desapercibidos, tardando meses y años en visitarlos por "quedarnos tan cerca".

3 comentarios:

Casas Rurales, La Torre dijo...

Bonita ruta, esa Doka es una viajera incansable, saludos.

Eduardo

... vwair 13 VW LowRider Society ... dijo...

km y km, la doka no para.
grande Albert ...

VWAlberto dijo...

Efectivamente. ¡A ver cuando vuelve Pampita a la carretera!

Salu2!!!