CANCIONES PARA RODAR....

lunes, 21 de marzo de 2011

LUGARES PARA VISITAR: EL ELEVADOR DE AGUA DE LA GORDEJUELA. LOS REALEJOS. TENERIFE (CANARIAS INDUSTRIAL 1)











La casa del agua

Desde pequeño tengo recuerdos de excursiones a una extraña playa con un mar bravío azotando una costa en la que se erguía una fantasmagórica construcción: los restos de una decomunal casona, sin techo, sin pisos interiores y con todos sus ventanales abiertos al océano como heridas sin curar...pasaron muchos años hasta que supe volver a ubicarla (ya de mayor) y conocí su historia.

La estación de bombeo de La Gordejuela, en la Rambla de Castro, fue considerada en tiempos de su construcción, a comienzos del siglo XX, una "obra imposible". Pese a ser uno de los pocos ejemplos de patrimonio industrial de Tenerife, por no decir casi el único del norte, hoy permanece abandonada y en ruinas.



La arqueología industrial se dedica al estudio de los lugares, los métodos y la maquinaria utilizada por las distintas industrias. En nuestra isla tenemos algunos, no muchos, ejemplos de patrimonio industrial ya que la picota, la especulación urbanística y "elevado nivel cultural" de nuestros concejales (de todos los ayuntamientos, sin excepción) han acabado con la mayoría de ellos. Este es uno de los más significativos del pasado de Tenerife debido a la complejidad de su construcción y la solidez de la misma.



Dadas las especiales características del único edificio superviviente, es usado por fotógrafos locales para hacer algunas de las instantáneas que ilustran este reportaje, como la sesión a la modelo Valentina Tassini por Sergio Gil de Arana.






Podemos localizar la casa de la Gordejuela parando el el Mirador de San Pedro, en la carretera del norte, justo antes de llegar a la playa del Socorro. Bajando por el sendero que transcurre por la Rambla de Castro y bordea la costa acantilada. Tras pasar el fortín de San fernando, por el llamado sendero del agua, divisaremos la imponente ruina que parece surgir de las rocas de la misma playa. Es ese el lugar en el que antaño existió un manatial que se precipitaba acantilado abajo, las cascadas de la Gordejuela, tan copioso y potente que su fragor retumbaba desde lejos, y que fue el motivo de que se decidiera su aprovechamiento y explotación.


En 1898, se constituyó la Sociedad de Aguas de la Gordejuela, que poco más tarde, acabó siendo de sus promotores, la empresa Hamilton & Company (de larga tradición en esta isla). En 1902 (cuando tuvieron todas las acciones) se comenzó la faraónica tarea de desplazar todos los materiales hasta el barranco anexo e iniciar la construcción del complejo elevador.

Éste estaba formado por 2 edificios y 2 obras civiles. Como se aprecia en la foto, el inmenso edificio inferior, de cinco niveles, alojaba las bombas de achique, almacén y taller de cerrajería, y el superior (con chimenea) la máquina de vapor traída ex-profeso de Inglaterra que proporcionaba la energía para que las bombas funcionaran. Debe su solidez al ladrillo rojo traído de Inglaterra para su construcción y a los enormes cimientos de roca volcánica. El complejo constaba además de un algibe abierto en la zona superior y de un acueducto de 12,8 kilómetros que atravesaba el Valle de la Orotava y del que todavía se puede apreciar una enorme sección en la zona de la montaña de las Arenas (debajo del actual Lidl).

Linton Mills Ltd. Steam Engines, London. Gordejuela Power Station.

El edificio que actualmente sobrevive debió tener el aspecto de la foto de abajo con sus imponentes bombas gemelas de dos pisos de altura:





El ilustrador J.J. Williams, que acompañó al Sabino Berthelot en su viaje a Canarias, nos dejó un curioso grabado con el que podemos hacernos una idea de lo que fue, antes de desaparecer, este naciente. Observamos un torrente que surge del risco y que se abre en una gran catarata. Por encima de ella, aprecíamos un antiguo molino harinero cuya maquinaria era movida por la fuerza del agua.




Han pasado los años y no parece que ninguna instancia pública se vaya a hacer cargo de devolver a la isla uno de los elementos más significativos de su pasado industrial y agrícola.

Mientras tanto....ahí está, desafiando al mar y al viento, muriendo poco a poco con la elegancia y orgullo que sólo los ancianos demuestran tener...la estación de bombeo de la Gordejuela.

5 comentarios:

Casas Rurales, La Torre dijo...

Si señor un sitio recomendable 100%, por cierto quien te acompañó a ese paseo?

Saludos.

Eduardo

VWAlberto dijo...

Pues fui solito...ya me hubiera gustado encontrarme con Valentina, pero no pudo ser. Además sólo llegué hasta la parte superior del acantilado, como se ve en mis únicas fotos, que todas las demás son prestadas...¡ojo!

Salu2,
Alberto

Sergio Gil de Arana dijo...

Muchas gracias por citarme en tu web. No es el único reportaje que he hecho ahí (ni el único fotógrafo que ha quedado prendado por esos enigmáticos muros). Muy interesante la historia del edificio, no conocía tantos detalles.
Saludos cordiales.

Sergio Gil de Arana

VWAlberto dijo...

De nada Sergio. Llegué a tu web buscando fotos de la casa y me gustó bastante tu trabajo. Yo tampoco conocía su historia hasta que me puse a investigar sobre él. No es el único ejemplo de aquella época que sobrevive a medias...quedan otros.

Saludos,

Alberto

Alisia Social Media dijo...

Enhorabuena por el reportaje, es sencillamente espectacular. Con tu permiso cuelgo el link en la página www.facebook.com/PaisajedeCanarias para respuesta a una pregunta que se hacía precisamente sobre este lugar. Muchas gracias